Se ha producido un error en este gadget.
No vamos a ganar; pero un momento, hay que pelear...¡como no vamos a pelear!.Hay que levantarse y pelear, claro que si, porque a falta de esperanza, al menos tendremos dignidad.
Arturo Perez-Reverte

martes, 30 de marzo de 2010

Esta noche no estas solo


Deja que mi calida voz penetre en tu cabeza... al fin y al cabo hay poco mas que oír quizas el crujido de la madera o al camión de la basura alejándose.
No estamos aquí para hablar de política....ni de futbol; si, todos tenemos opinión, pero eso no nos hace valedores de tener la verdad.
Una vez alguien me dijo una vez que los fracasos son escaleras que te llevan a la victoria, y que solo es real... solo es auténtica la victoria del que tiene las manos manchadas, la cara ennegrecida y el sudor dibujado en su camiseta.
Nadie sabe porque estamos aquí... nadie conoce el motivo... sies que lo hay...o si es que lo hubo. Lo que importa es que todos duermen y que tu estas aquí. Lo que importa es que todos duermen ahora y el frigo te ha dispensado amablemente una cerveza fresca con la que quizas asomarte a la ventana de tu balcón.
Es probable que veas un oscuro patio de luces, o quizas mutltitud de luces, rojas, amarillas, azuladas...vuelve a mirar adentro, a tu salón, veras los muebles sumidos en penumbra, en stand by.
Estamos aquí para hablar de todo y ... de nada, para sumergirnos en tu cabeza, en la de él... en la mía si es menester.
Estamos aquí para hacernos compañía los unos a los otros. Al conductor que circula camino de Salamanca, al padre de familia al que le quedan 2 horas para levantarse, al soltero con insomnio, a la señorita que mira su buzón a cada suspiro, al taxista, al bedel, a los locos y vagabundos que desafian cada noche al frío con una manta y una radio...a todos los que a pesar de vivir rodeados de gente se sienten solos, unos quizas lo esten, y otros no... pero nosotros no estamos aquí para juzgar eso.
Estamos aquí para hablar de todo y de nada. Para hablar de algo sin lo que sería posible la vida: la música... sin hablar de ella todos sabemos que está ahí. Envolviendo... cada acto de nuestras vidas en este puntito a ratos azul y a ratos negro que llamamos Tierra. Si no puedes dormir, este es tu sitio, si estas preocupado este es tu sitio... bienvenidos amantes de las botas negras y la mirada de neón caliente.
No importa el dial, si nos estas oyendo, sabras como encontrarnos mañana, tal y como lo hiciste ayer.
Es un día cualquiera de la semana. Son las cuatro y media de la mañana y estas escuchando "El club de los sueños de papel charol" emitiendo directamente a tu linea de flotación; soy Juan Nadie y esto fué Azure Ray y su Sleep. Arrópate y sigue sintiendo... la soledad de la noche.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Love & Peace (hippie inside)


Doobie Brothers - Give me the beat boys

Será que hoy está el día soleado y pasamos de los 20 grados. Será eso, yo que se. El caso es que hoy me pedía el cuerpo ponerme collares de colores, tirar piedrecitas al río, columpiarme en pelotas y proclamarle amor eterno a Janis Joplin, a Bobbie McGee al Festival de Woodstock y a quién ella me dijera. Asíque he desenfundado la Canon y me he largado a hacer unas fotillos en plan Primavera Hippie Colección 2010. Da gusto sentir el sol en la cara despues de meses (parecen años) de llúvia, viento, Eolo y su puta madre.
Asíque por ahí me hallaba yo, cámara en mano, paseando por un polvoriento camino de los arrabales de Valladolid (XD), adelantado a ratos por ciclistas y gente haciendo footing. Esquivando los cardos y los escasos coches que pasaban dejando una estela polvorienta tras de sí.
Una agradable brisa me acariciaba los brazos y las escasas nubes no encontraban densidad suficiente para dibujar formas caprichosas, pues ya digo que aunque primaveral, una ligera brisa las obligaba a emigrar rapidamente.Incluso los almendros se desmelenan y se atreven a lucir ya el blanco inmaculado (como la Virgen (juas juas) que precede justo al rosado de su flor. El canal de Castilla baja verduzco intentando fusionarse con el hoy azul firmamento flanqueado a ambas orillas por las ramas grises que aún aguantan penosamente colgadas de los arboles de la ribera los embates del jodidamente largo invierno que estamos "disfrutando".
Pero es que esta mañana parecía casi verano, no había resto (ni muchísimo menos) de la nieve que hace 10 dias cubría este mismo lugar, como si hubiera sucedido en épocas pretéritas y fuera solo un recuerdo, una leyenda. Y yo encantado claro. La ropa me molesta puesta, y mas hoy, que como ya he dicho el cuerpo me pide andar por ahí en cueros rodando cuesta abajo por una ladera, y si no fuera por que el canal está hasta arriba de mierda (gracias progreso ¬¬) juro que me metía de cabeza.
En fin, que hoy estoy contento; entre unas cosas y otras va llegando la primavera y podemos ir mandando al invierno a donde mas le plazca a cada uno.
Cuando llego a casa se lo comento a mi madre y ella sin cortarse ni un pelo saca la hippie que en su día fué (me la imagino con sus gafitas redondas con los cristales rosas, la flor en la cabeza y fumando porros y es que me muerdo de risa) y me dice: Ponte algo de Joan Baez anda...
Nos ha jodido, la Baez, si le "robaba" las canciones a su amigo bob Dylan, como no va a sonar bien!

PD: Hoy es Saint Patrick, día nacional de Irlanda, asíque toca vestirse de verde y calzarse un par de pintas en cualquier bar que tenga en la madera el principal elemento en su construcción. Cualquier excusa es buena.

jueves, 4 de marzo de 2010

Caminante por el polígono

El huesudo perro era el ancla en el extremo inferior del lienzo que se dibujaba a traves de mis Ray-Ban. De color parduzco, me miró un momento antes de cruzar unos railes de tren y perderse entre la maleza.
El asfalto gastado y los pequeños guijarros sueltos crujían bajo mis converse y apenas se adivinaban ya las lineas blancas que delimitaban los carriles del sentido del tráfico. Una sempiterna furgoneta blanca, con un par de abolladuras pasó junto a mí.Había estado lloviendo la noche anterior, y el suelo aún no estaba seco en su totalidad. Caminando por el linde del camino miraba distraido los edificios tan propios de barrio obrero que se levantaban en frente,a ladrillo descubierto; es por eso que no ví un charco hasta que lo sentí en mi pié.Demasiado tarde amigo. Un agua turbia, ensuciada por la goma quemada de las ruedas de los coches y el barro, un agua que tuvo la desgracia de caer en el extrarradio y no en una glamourosa y peatonal calle del centro de la City. No, su destino no era servir de reflejo a un neón, era ser pisada por una mugrosa converse.
Me encaminaba admirando el decadente paisaje que tanto encanto tiene para los que nunca hemos tenido un pueblo al que ir en verano. Ese paisaje de balones pelados, verjas oxidadas y aspecto de desencanto y semiabandono. Por ahí caminaba yo mientras el viento mecía mi vieja chupa de cuero, que lleva a sus espaldas ya muchas batallas.
El paisaje lo completaba una gasolinera que se integraba perfectamente con el resto del cuadro, enclavada en tre una curva de la carretera y una vaya de alambre de espino, que en su momento delimitaba un cuardel del ejército y que ahora sirve unicamente como techo provisional a los que no tienen nada mejor.
Por ahí caminaba yo, con un cielo en forma de manta gris, un asfalto destartalado y mis converse mojadas. Entiendo perfectamente a Quique Gonzalez cuando dice: "Me siento like a rolling stone".