Se ha producido un error en este gadget.
No vamos a ganar; pero un momento, hay que pelear...¡como no vamos a pelear!.Hay que levantarse y pelear, claro que si, porque a falta de esperanza, al menos tendremos dignidad.
Arturo Perez-Reverte

sábado, 9 de febrero de 2013

Versión Light

http://www.youtube.com/watch?v=daFnZa9U9wU

Las ocho y media de la mañana. Agosto ya no es lo que era y por ello, salgo de casa con una sudadera.Cruzo la carretera bostezando para enfilar la parada del autobus.
Me acompaña mi iPod, en el que escucho esta vez a un maravilloso Bruce Springsteen, llorando mas que cantando "The wrestler". Hay muchos asientos libres, pero en el autobus siempre voy de pié, manias mías. Mis gafas de sol tamizan la luz del sol que poco a poco se anima a ir calentando este pequeño valle llamado Valladolid.
Llama mi atención una señora sentada enfrente de mí, tendrá unos cuarenta años, y una cara de haberse rendido hace mucho. Con una coleta en el pelo y el uniforme naranja butano feísimo de un servicio de correo comercial, Unipublic u otro similar; me la pela. ¿Has visto alguna vez un espantapájaros rellenado con trigo y paja? Si alguna vez has visto un espantapájaros entonces me has visto a mí. Que grande Springsteen.
Arrastra la señora un carrito medio destartalado, de ruedas gastadas y melladas.De una tela que imagino que algún día fué del mismo color que el polo que lleva la señora. Un montón de gomas estan estiradas en el mango, que está recubierto de cinta aislante negra, enredadas unas con otras.

Apuesto a que puedo hacerte sonreir mientras la sangre cae al suelo, Dime amigo, ¿se puede pedir algo mas?
El autobus gira de improviso y el sol matinal ciega los ojos de todos los que caminan sin gafas de sol, cruzamos el puente del Pisuerga (esa imitación de río) que se ha convertido ante nuestros ojos en un sendero dorado, digno de la mejor Dorothy, el león cobarde y toda su tropa. El asfalto reluce, añadiéndole un halo casi mágico al aburrido cemento.
Dos cotorras a mi espalda no paran de quejarse de que la ciudad esté levantada de cabo a rabo fruto del plan E del gobierno para aplacar la crisis.Mientras, dos obreros sudan en una de las aceras poniendo baldosas, pensando tal vez en que comeran hoy sus niños o en si , como dice Quique gonzalez, ganará el Madrid al Barça el domingo.
Me bajo del autobus en las frías calles del centro, allí donde el sol unicamente llega en su plenitud, tal es el poder de las alargadas sombras en las estrechas calles.
Mi única fe está en los huesos rotos y heridas que muestro. ¿Has visto a un hombre cojo bailar tan libremente? Si has visto a un hombre cojo, mentnces me has visto a mí.

Un barrendero, con su uniforme amarillo florescente , rivaliza con el sol en brillo; arrastrando una larga escoba.
Hoy no se ha afeitado, y ayer me parece que tampoco. Está moreno, tostado. Un español de a pié, como mi padre o mi abuelo, pobre y honesto.
Hay algo en lo que no dejo de pensar durante el viaje en el servicio público. Pienso en Atenas y en el viernes que viene;en el momento de volver a verte. Pienso en que este trayecto en autobus, estas caras, esta melancolía insoportable son solo una versión light de lo que sería mi vida sin tí.

miércoles, 14 de julio de 2010

Jugamos como nunca; perdimos como siempre.


Micah P. Hinson - Don´t you forget (música del anuncio de Mahou del mundial).

Hemos ganado. Somos los mejores y todo eso, los mas humildes, los mas buena gente y tal.
Pues vale, pues me alegro. Vaya por delante que sufrí, sudé y vibré con cada partido de España en el mundial como el que más y pegué saltos de alegría cuando Casillas levantaba esa copa que , joder, cada vez parece mas bonita; además solo pensar que gente como Maradona o Beckembauer la han besado ya pone los pelos de punta.
Pero no se, una vez pasada toda la resaca de la celebración, el tener una estrella en el escudo y esas cosas, no puedo evitar sentir nostalgia de cuando perdiamos. ¿Qué cosa mas rara no? XD España me parecía mejor antes, con esa grandiosa frase de Michel "Jugamos como nunca, perdimos como siempre" ¡qué lucidez coño!. Y es que antes todo tenía más magia (supongo que en realidad lo que hecho de menos es tener 15 años menos y ver el mundo como lo veía entonces). Recuerdo cada varapalo y la sensación de tener que esperar toda una eternidad para tener otra oportunidad, que seguramente volveriamos a desaprovechar. Recuerdo como nos fuimos a casa contra Yugoslavia en Italia 90, como ni siquiera nos clasificamos para la Euro del 92, recuerdo practicamente cada partido del mundial de los Estados Unidos del 94, con Caminero de pichichi... la Eurocopa de Inglaterra en el 96, en la que nos echaron en los penalties....
Esa España es mítica, con la nariz rota de Luis Enrique, Cañizares debutando contra Dinamarca en el partido que nos daría el pase al mundial del 94 con gol de Hierro, el enfado de Joaquín e Iván Helguera en el 2002, la cagada de Zubi en el 98...en fin, momentos que quedarán siempre en mi memoria. Asíque si, hecho de menos a la España perdedora, supongo que por que en el fondo soy un perdedor y me siento más identificado con los oscuros fracasos que con las luminosas victorias. Ahora somos campeones en casi todo, pero antes era diferente, antes no había internet y solo existian Indurain, Fermín Cacho, Arantxa Sanchez-Vicario y poco más.
Me diran que es que España ha cambiado (como el mundo), que ahora somos la vanguardia, que somos ganadores, que mi generación está acomplejada... pues será eso. Y que conste que me alegro muchísimo. Siempre desde niño quise ver una España campeona del mundo de futbol. Ah , otra cosa, nunca dejará de ser el más grande, nunca, ni aunque de aquí a que se muera le lluevan los palos y los insultos. Me estoy refiriendo claramente a Diego Armando Maradona. Lo que ese tio le dió al futbol es impagable.

En fin, que no se de que nos extrañamos ante tanta moda retro, si está jodidamente claro que cualquier tiempo pasado fué mejor.

lunes, 7 de junio de 2010

Ecko

Ayer todo iba bien, yo encaminaba la parte final del domingo con la sonrisa tonta que te deja el haber pasado las horas anteriores con Miss "no se fíe de una rubia". Iba a entrar al coche pero me detuve un momento porque lo que ví me jodió el día.

Mi barrio es de esos de casas molineras, y siempre ha habido gatos callejeros, como tiene que ser, recordándonos que la libertad existe. Bueno, hay uno que es demasiado arisco, del cual mi acompañante en mis saltos de una estrella a otra y yo nos enamoramos hace tiempo. Sin saber si quiera si era macho o hembra lo bautizamos. Ecko le llamamos, como el sacerdote negro gigantón de Lost. De pelo carbón, y ojos profundos, rabo en alto y mirada desafiante y desconfiada. A todos los gatos de la plaza podemos acercarnos, pero a Ecko no. Apenas si podiamos acercarnos para darle unas galletas sin que huyera entre los coches. A veces pasa tiempo hasta que le volvemos a ver, pero siempre reaparece, mirándonos desde el otro lado de la calle.

Ayer, todo iba bien; hasta que ví a Ecko, estaba despeinado y cojeaba ostensiblemente. Llevaba la pata izquierda trasera en alto y llevaba el pelo revuelto. Cuando me vió y le llamé no huyó de mí con la velocidad de la que hace siempre gala... no. Huyó de mí renqueante, con un lento trote que me heló las venas incluso se chocó contra una esquina de la calle. Le seguí hasta que se metió en unos arbustos, me miraba pero no había esta vez desafío y altanería como acostumbraba, si no miedo y dolor. Y se apoderó de mí una impotencia y una rabia que no puedo expresar. Similar a esas ganas de llorar que entran cuando ves un pelícano intentar librarse infructuosamente de un vertido de petroleo.

No se que pasará con Ecko, sueño que se recupera y vuelve a recorrer las calles furtivamente, porque como además ya he dicho, ese gato representa una idea de libertad a la que me aferro los dias malos (que dicho sea de paso ya no son tantos ni tán seguidos como antes).
Pero solo con verle pensé que el mundo era a partir de hoy un lugar un poco mas triste. "Y todo por una mierda de gato" pensaran algunos gilipollas.

miércoles, 19 de mayo de 2010

En la autovía del noroeste

Guadalajara empezaba a quedar atras, así como los cuatro gigantes made in Florentino del centro de Madrid.
Estaba donde quería estar; en mi coche, con la rubia, escuchando mi música.Envuelto en uno de esos fantásticos viajes de vuelta. Esos viajes donde ella empieza a bostezar y a amodorrarse en el asiento del copiloto mientras las gasolineras parpadean a ambos lados de la autovía del noroeste. Mientras, el tendido eléctrico convertido en una silueta, se recorta contra el azul/violeta/naranja/amarillo del cielo. Mientras, los coches que me acompañan se convierten en luces rojas y blancas, islotes en la oscuridad que nos rodea.
El incipiente verano se va dejando notar y unos agradables 21.5 grados (dato patrocinado por el climatizador de mi Clio) se instalan en el coche.
Mis manos recorren con tacto la superficie del volante de cuero, pelado en algunos trozos, como quién acaricia a un caballo. La luz anaranjada del velocímetro se refleja en mi cara y en mi eterno pelo despeinado. Las lineas discontinuas se suceden y no me importaría seguir conduciendo toda la noche...
Siempre sucede así, es uno de esos momentos de "plena consciencia" de comunión con el medio, con lo que te rodea y con el universo si nos ponemos. Todo encaja. Tú por supuesto no lo sabes, pero sin embargo... sin embargo eres consciente, algo te lo dice, y por eso sonries; por eso una tímida sonrisa acude a la comisura de tu boca.
Miro por el retrovisor y veo mis ojos reflejados en el, como si fueran los de otra persona dentro de mí que me dijeran: "Todo está bién".
Giro la cabeza un momento; ella duerme. "Todo está bién".
Y...¿Porqué será que a pesar de todo, siempre hay un componente de amargura? ese toque amargo.... quizas porque sabes que ese gran momento no volverá, quedará olvidado en tu memoria; con suerte en alguna entrada desconocida de un blog desconocido. Y se acumulará junto a otros buenos momentos, todos pasados. Será que ese toque de amargura forma parte del "Todo está bien".

Visto desde lejos un minúsculo puntito blanco se mueve a lo largo de una serpiente de asfalto entre dos puntos A y B al azar; llamémosles por ejemplo Madrid y Valladolid.
Visto desde cerca, un idiota acompañado de una rubia viven su sueño; y aún estan en el primer capítulo.

lunes, 12 de abril de 2010

Reflexiones después de un conciertillo

La cerveza me estaba sabiendo a gloria, acodado en la barra de Mambo, o como demonios se llame ahora (me la pela, para mi siempre será Mambo) un jueves cualquiera de primavera charlando con la señorita espléndida en la que se ha convertido mi hermana. Esperando a que empezara el concierto que habiamos venido a ver; no les conocía pero su nombre sonaba bien "Lovely Luna" se llaman. Pues vale, a ver que se cuentan.
A todo esto aparece en el escenario, ante las poco mas de 50 personas que allí estabamos un chico escuálido y con una guitarra. El acento le delata; este tipo ha nacido en Montevideo por lo menos. Se declara uruguayo, Franny Glass para mas señas y fué un gran descubrimiento personal. Habló en sus canciones de amores, libros, cafeterias, revisores de autobus, y nos contó la historia de como Emiliano y Juana conocieron a Dios (impresionante temazo a la par que divertido).
El concierto bien, majetes los Lovely, buen descubrimiento también, todo correcto: con sus vaciladas, sus chistes, sus posturitas a lo Hendrix a pesar de ser mas bien poco rockeros y por supuesto sus canciones, claro. Pero la cerveza de después estuvo aún mejor. Uno empieza a pensar que con los años valora infinitamente mas cada sorbo de cerveza, y si es coronita pues mas todavía. Empiezan a quedar irremediablemente lejos los tiempos de beber como posesos, tiempos en los que lo mismo daba un roto que un descosido. Tiempos de acabar tambaleándose en cualquier bar o en cualquier esquina. Cualquier excusa era buena para beber... o cualquier bebida era buena para aplacar cualquier excusa. Daba igual. Quizas es lo que uno mas añora. Ahora entiendo a Sabina cuando cantaba aquello de "ahora, que tengo un alma, que no tenía...".
PD: Y este viernes toca concierto de Quique Gonzalez, ese si que sabe.

martes, 30 de marzo de 2010

Esta noche no estas solo


Deja que mi calida voz penetre en tu cabeza... al fin y al cabo hay poco mas que oír quizas el crujido de la madera o al camión de la basura alejándose.
No estamos aquí para hablar de política....ni de futbol; si, todos tenemos opinión, pero eso no nos hace valedores de tener la verdad.
Una vez alguien me dijo una vez que los fracasos son escaleras que te llevan a la victoria, y que solo es real... solo es auténtica la victoria del que tiene las manos manchadas, la cara ennegrecida y el sudor dibujado en su camiseta.
Nadie sabe porque estamos aquí... nadie conoce el motivo... sies que lo hay...o si es que lo hubo. Lo que importa es que todos duermen y que tu estas aquí. Lo que importa es que todos duermen ahora y el frigo te ha dispensado amablemente una cerveza fresca con la que quizas asomarte a la ventana de tu balcón.
Es probable que veas un oscuro patio de luces, o quizas mutltitud de luces, rojas, amarillas, azuladas...vuelve a mirar adentro, a tu salón, veras los muebles sumidos en penumbra, en stand by.
Estamos aquí para hablar de todo y ... de nada, para sumergirnos en tu cabeza, en la de él... en la mía si es menester.
Estamos aquí para hacernos compañía los unos a los otros. Al conductor que circula camino de Salamanca, al padre de familia al que le quedan 2 horas para levantarse, al soltero con insomnio, a la señorita que mira su buzón a cada suspiro, al taxista, al bedel, a los locos y vagabundos que desafian cada noche al frío con una manta y una radio...a todos los que a pesar de vivir rodeados de gente se sienten solos, unos quizas lo esten, y otros no... pero nosotros no estamos aquí para juzgar eso.
Estamos aquí para hablar de todo y de nada. Para hablar de algo sin lo que sería posible la vida: la música... sin hablar de ella todos sabemos que está ahí. Envolviendo... cada acto de nuestras vidas en este puntito a ratos azul y a ratos negro que llamamos Tierra. Si no puedes dormir, este es tu sitio, si estas preocupado este es tu sitio... bienvenidos amantes de las botas negras y la mirada de neón caliente.
No importa el dial, si nos estas oyendo, sabras como encontrarnos mañana, tal y como lo hiciste ayer.
Es un día cualquiera de la semana. Son las cuatro y media de la mañana y estas escuchando "El club de los sueños de papel charol" emitiendo directamente a tu linea de flotación; soy Juan Nadie y esto fué Azure Ray y su Sleep. Arrópate y sigue sintiendo... la soledad de la noche.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Love & Peace (hippie inside)


Doobie Brothers - Give me the beat boys

Será que hoy está el día soleado y pasamos de los 20 grados. Será eso, yo que se. El caso es que hoy me pedía el cuerpo ponerme collares de colores, tirar piedrecitas al río, columpiarme en pelotas y proclamarle amor eterno a Janis Joplin, a Bobbie McGee al Festival de Woodstock y a quién ella me dijera. Asíque he desenfundado la Canon y me he largado a hacer unas fotillos en plan Primavera Hippie Colección 2010. Da gusto sentir el sol en la cara despues de meses (parecen años) de llúvia, viento, Eolo y su puta madre.
Asíque por ahí me hallaba yo, cámara en mano, paseando por un polvoriento camino de los arrabales de Valladolid (XD), adelantado a ratos por ciclistas y gente haciendo footing. Esquivando los cardos y los escasos coches que pasaban dejando una estela polvorienta tras de sí.
Una agradable brisa me acariciaba los brazos y las escasas nubes no encontraban densidad suficiente para dibujar formas caprichosas, pues ya digo que aunque primaveral, una ligera brisa las obligaba a emigrar rapidamente.Incluso los almendros se desmelenan y se atreven a lucir ya el blanco inmaculado (como la Virgen (juas juas) que precede justo al rosado de su flor. El canal de Castilla baja verduzco intentando fusionarse con el hoy azul firmamento flanqueado a ambas orillas por las ramas grises que aún aguantan penosamente colgadas de los arboles de la ribera los embates del jodidamente largo invierno que estamos "disfrutando".
Pero es que esta mañana parecía casi verano, no había resto (ni muchísimo menos) de la nieve que hace 10 dias cubría este mismo lugar, como si hubiera sucedido en épocas pretéritas y fuera solo un recuerdo, una leyenda. Y yo encantado claro. La ropa me molesta puesta, y mas hoy, que como ya he dicho el cuerpo me pide andar por ahí en cueros rodando cuesta abajo por una ladera, y si no fuera por que el canal está hasta arriba de mierda (gracias progreso ¬¬) juro que me metía de cabeza.
En fin, que hoy estoy contento; entre unas cosas y otras va llegando la primavera y podemos ir mandando al invierno a donde mas le plazca a cada uno.
Cuando llego a casa se lo comento a mi madre y ella sin cortarse ni un pelo saca la hippie que en su día fué (me la imagino con sus gafitas redondas con los cristales rosas, la flor en la cabeza y fumando porros y es que me muerdo de risa) y me dice: Ponte algo de Joan Baez anda...
Nos ha jodido, la Baez, si le "robaba" las canciones a su amigo bob Dylan, como no va a sonar bien!

PD: Hoy es Saint Patrick, día nacional de Irlanda, asíque toca vestirse de verde y calzarse un par de pintas en cualquier bar que tenga en la madera el principal elemento en su construcción. Cualquier excusa es buena.