Se ha producido un error en este gadget.
No vamos a ganar; pero un momento, hay que pelear...¡como no vamos a pelear!.Hay que levantarse y pelear, claro que si, porque a falta de esperanza, al menos tendremos dignidad.
Arturo Perez-Reverte

miércoles, 19 de mayo de 2010

En la autovía del noroeste

Guadalajara empezaba a quedar atras, así como los cuatro gigantes made in Florentino del centro de Madrid.
Estaba donde quería estar; en mi coche, con la rubia, escuchando mi música.Envuelto en uno de esos fantásticos viajes de vuelta. Esos viajes donde ella empieza a bostezar y a amodorrarse en el asiento del copiloto mientras las gasolineras parpadean a ambos lados de la autovía del noroeste. Mientras, el tendido eléctrico convertido en una silueta, se recorta contra el azul/violeta/naranja/amarillo del cielo. Mientras, los coches que me acompañan se convierten en luces rojas y blancas, islotes en la oscuridad que nos rodea.
El incipiente verano se va dejando notar y unos agradables 21.5 grados (dato patrocinado por el climatizador de mi Clio) se instalan en el coche.
Mis manos recorren con tacto la superficie del volante de cuero, pelado en algunos trozos, como quién acaricia a un caballo. La luz anaranjada del velocímetro se refleja en mi cara y en mi eterno pelo despeinado. Las lineas discontinuas se suceden y no me importaría seguir conduciendo toda la noche...
Siempre sucede así, es uno de esos momentos de "plena consciencia" de comunión con el medio, con lo que te rodea y con el universo si nos ponemos. Todo encaja. Tú por supuesto no lo sabes, pero sin embargo... sin embargo eres consciente, algo te lo dice, y por eso sonries; por eso una tímida sonrisa acude a la comisura de tu boca.
Miro por el retrovisor y veo mis ojos reflejados en el, como si fueran los de otra persona dentro de mí que me dijeran: "Todo está bién".
Giro la cabeza un momento; ella duerme. "Todo está bién".
Y...¿Porqué será que a pesar de todo, siempre hay un componente de amargura? ese toque amargo.... quizas porque sabes que ese gran momento no volverá, quedará olvidado en tu memoria; con suerte en alguna entrada desconocida de un blog desconocido. Y se acumulará junto a otros buenos momentos, todos pasados. Será que ese toque de amargura forma parte del "Todo está bien".

Visto desde lejos un minúsculo puntito blanco se mueve a lo largo de una serpiente de asfalto entre dos puntos A y B al azar; llamémosles por ejemplo Madrid y Valladolid.
Visto desde cerca, un idiota acompañado de una rubia viven su sueño; y aún estan en el primer capítulo.

1 comentario:

  1. Me gusta como escribes, como enlazas las frases, como trascurres las historias.. :)

    ResponderEliminar